Cuando el arquero dispara gratuitamente, tiene con él toda su habilidad.

Cuando el arquero dispara gratuitamente, tiene con él toda su habilidad.

Cuando dispara esperando ganar una hebilla de bronce, ya está algo nervioso.

Cuando dispara para ganar una medalla de oro, se vuelve loco pensando en el premio y pierde la mitad de su habilidad, pues ya no ve un blanco, sino dos.

Su habilidad no ha cambiado pero el premio lo divide, pues el deseo de ganar le quita la alegría y el disfrute de disparar.

Quedan apegadas allí, en su habilidad, las energías que necesitaría libres para disparar.

El deseo del triunfo y el resultado para conseguir el premio se han convertido en enemigos que le roban la visión, la armonía y el goce.

El camino de Chuang Tzu

Chuang Tzu (siglo II a. C.) es posiblemente el más espiritual de los filósofos chinos. Incluso se lo considera el mayor representante del taoísmo, ya que divulgo los escritos de Lao Tzu, figura legendaria de esa doctrina.

https://es.wikipedia.org/wiki/Zhuangzi

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.