Mi buena experiencia con los tubos Terminator

Durante mis 5 años de arquero he probado muchas cosas y algunas de ellas han sido diferentes tipos de flechas tanto de aluminio como de carbono. Con recurvado siempre había triado con aluminio y estaba contento del resultado, pero debido a una lesión en el dedo tuve que pasar a la modalidad de arco mecánico (poleas sin elementos de punteria) y cambié a flechas de carbono. En este tiempo he podido probar diferentes tipos de tubos pero al final encontré aquello que necesitaba, las Terminator Hunter, calibre 4560.

Es un tipo de tubo de muy buena calidad y con la característica de su dureza, es muy, muy duro. En bosque lo he visto rebotar en dos o tres árboles, saliendo de un arco con una potencia de 52 libras, y al recuperar la flecha no tener ningún deterioro.

A casa lo quise probar contra una pared a una distancia de 12 metros, con el arco de poleas Mathews Ovation a 52#, el impacto fue brutal, una flecha normal de carbono habría quedado partida en dos o con la punta hundida dentro del tubo unos cuántos centímetros (de hecho lo probé con un Epic y se hundió unos 8 cm), la Terminator sufrió desperfectos, pero sólo se hundió unos 0,5 cm, por el que el tubo era totalmente recuperable.

Son flechas pesadas, pensadas para caza, con un peso de 8,5 grains por pulgada, pero su dureza da mucha confianza cuando estás aprendiendo y estás más pendiente de no romper más flechas que de hacer un buen tiro.

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.